May 282019
 

Tras acabar la primera entrega de esta crónica con nuestra llegada a la casa de NRing, el coche con la rueda derecha desalineada por el golpe y pendiente de reparar, os traemos este segundo y penúltimo capítulo de un viaje del que hemos vuelto llenos de buenas experiencias y con el que hemos aprendido mucho. Esperamos que os guste y os sirva esta segunda parte de la crónica. ¡Allá vamos!

Con el coche tocado del golpe y siendo Viernes santo, lo teníamos un poco difícil para arreglarlo rápidamente con todas las tiendas y talleres cerrados. Fuimos a una gasolinera cercana, donde subiendo medio coche en la acera pudimos mirar por debajo y localizar que debido al golpe se había aflojado el tirante de caída, por lo que con dos 21 fijas era aparentemente un problema sencillo de reparar.

Digo aparentemente porque aquí un servidor se olvidó la 21 fija en casa y la típica maleta Mannesmann que llevábamos, salta de la fija del 19 a la del 22…nada que añadir. Fuimos a varias gasolineras pero los talleres colindantes estaban todos cerrados por lo que era imposible encontrarlas. Pasamos por la Renault de Adenau, donde si algún día tenéis un problema en Nurburg podéis ir sin dudar, porqué son muy amables y os ayudarán en todo lo posible. Tan solo escribid en google Renault Adenau y os llevará directos, aunque como era de esperar, en esta ocasión nos ayudaron poco porque también estaba cerrado.

Como última esperanza pasamos por RSR Nurburg, una empresa de alquiler de vehículos para el Ring y SPA, así como organizadores de trackdays y cuentan con instructores para hacerte la vuelta al Ring más amena explicándote los “trucos”. Nuestra intención pasando por RSR era la de encontrarnos con Serxio, un chico gallego que lleva ya varios años trabajando en esa empresa y es una de las personas de Nurburg que nunca tendrá un no como respuesta si necesitas ayuda. Dicho y hecho, al llegar salió a ver el coche (es muy fan de Toyota), y al explicarle el problema tardó un segundo en sacarnos todo lo necesario para poder solucionar lo del tirante. Desde estas líneas le agradezco una vez más todo lo que hace por este mundo del motor.

Mi sorpresa vino cuando estando ahí arreglando el coche aparecieron Kostas y Andrea, de OneLapHeroes, e hicieron unas fotos junto con Serxio, que también es parte de su equipo, para publicar el Infomovil1 en su página. Todo un honor, sin duda. De hecho, a Serxio le gustó tanto el infoMovil1 que a final de semana le vimos aparecer con un MR2 recién comprado, del que se comenta que ya está trabajando en sacar su motor de origen. ¡Estamos deseando ver qué sale de ahí!

Salimos de RSR y fuimos a ver un poco de circuito en la zona de Adenau, era el Karfreitag (viernes Santo, es el día de inauguración “oficiosa” para el público, se juntan unos 20.000 entusiastas del mundo del motor) y encontramos que había de media unos 170 coches en el circuito, así que preferimos no entrar con tanta gente.

Al llegar a Adenau fuimos viendo distintas curvas, por desgracia un M2 tuvo una salida de pista picando con el guardarraíl y causando el cierre de la pista. Por sacar algo bueno del desafortunado accidente, esperamos a la grúa para observar como reparaban la zona afectada. Vimos cómo reubican temporalmente el poste donde en su sitio con el camión y la pinza que véis en la foto de abajo. Al acabar la jornada, si consideran que se ha doblado demasiado, lo cambian por completo.

Los precios de la grúa, reparaciones e incidentes en Nurburgring, cuando se trata de una vuelta turista, son:

  • Precio base del camión para salir a reparar una valla – 150€
  • Sacar el guardarraíl dañado – 10€/metro (x2 o x3 o x4 depende de el número de alturas)
  • Guardarraíl nuevo – 31€/metro (x2 o x3 o x4)
  • Sacar poste guardarraíl – 5.10€ unidad
  • Poste nuevo – 39€ unidad
  • Ayuda del safety car – 82€ cada 30 mins
  • Cierre circuito – 1,350€ la hora
  • Grúa rescate – 600€ (iva incl)

En teoría el seguro se responsabiliza de los daños, ya que Nurburgring es una “autopista” de peaje, pero cada vez más los seguros buscan la manera para no pagar, así que no nos confiemos en que el seguro paga, intentemos no tener percances y nuestro viaje será mucho más placentero. Cuando se trata de daños ocasionados durante un trackday, los gastos de estas reparaciones son diferentes, esos los aclararemos en el siguiente artículo de este viaje.

Lo siguiente que teníamos planeado era ir al cartel típico de Nurburgring a hacer la foto de rigor, en esa misma carretera si circulamos en sentido contrario al circuito acabaremos viendo a nuestra derecha la gasolinera que aparece en los videos donde muchos de los coches van a repostar, ya que es la más cercana al circuito. En esa gasolinera, al fondo de la caseta encontrarás una zona llena de maquetas que encantará a los amantes del modelismo a escala.

Decidimos ir a la casa ya que el otro grupo estaba llegando y Pablo nos informó que había roto la caja de cambios por el camino, así que entre él mismo, Enric (el salvador) y unos cuantos más, levantaron el coche, sacaron la caja de cambios, y con la ayuda una vez más de Serxio y RSR, consiguieron repararla y montarla de nuevo para tener todo listo ¡una pasada! Nosotros mientras tanto pillamos la radial y tuvimos que cortar un poco el paso de rueda trasero porque en apoyos los neumáticos rozaban, con la consiguiente subida de temperatura de los mismos.

Llegó la noche y cómo no, fuimos a la Pizzeria Pinocchio a cenar, muy recomendable; buen precio y comida abundante. Como restaurantes recomendables de visitar cuando estéis por allí os podría decir:

  • Pistenklause
  • Pinocchio
  • El 27
  • La Lanterna

Llegó sábado y fuimos a la caseta de tíquets a comprar la tarjeta para poder levantar la barrera del peaje como en cualquier autopista convencional. Las vueltas entre semana cuestan 25€ mientras que fin de semana y festivos 30€, una vez tienes la tarjeta puedes irla cargando en esta web para tantas vueltas como necesites.

Por fin pudimos entrara a hacer nuestra primera vuelta al circuito con este coche, con Xusta de copi. La verdad que la sensación que te da el simple hecho de entrar es algo indescriptible, para cualquier amante del motor es una parada obligatoria que hay que hacer al menos una vez en la vida. Contaré todos los detalles de mis vueltas al Ring en la siguiente y última entrega de esta crónica.

Para todos aquellos que queráis ir al Ring pero no habéis entrado nunca, sobre todo no os preocupéis por vuestro ritmo, cualquier tipo de coche o moto puede entrar, incluso furgonetas. Lo que sí que tenéis que hacer por vuestra seguridad y por la de los que circulan con vosotros, es controlar los retrovisores en todo momento y cuando veáis alguien venir rápido apartaos siempre a la derecha, usando el intermitente para que quien se os aproximan sepa que lo habéis visto.

Recordemos que se juntan coches yendo a velocidades cercanas a 200kmh junto con coches que van a disfrutar del paseo a velocidades de 100kmh, por lo que tanto unos como otros id con vista y no supongáis que os han visto hasta que los intermitentes confirmen los movimientos que se van a hacer.

Hasta aquí la segunda parte del viaje, nos falta la más importante para mí, la tercera entrega en la que hablaré de:

  • Cómo fue mi primer trackday en Nurburgring
  • Experiencias en pista
  • Por qué decidí hacer este trackday
  • Gastos relacionados con la pista
  • Las taxi laps
  • Puntos donde disfrutar del circuito desde fuera
  • Vuelta a casa

Un saludo a todos los lectores, espero que os haya gustado y os haya servido para preparar vuestros viajes a Nurburgring. ¡Si os ha gustado, compartidla!

Redacción: Robert Batlle
Edición: Miguel Zambrana